¿Cabello castigado? Consejos para cuidarlo

04/07/2017
Las mujeres estamos acostumbradas a lavarnos el pelo a diario, sobre todo si hacemos ejercicio o tenemos el cuero cabelludo graso. Los expertos recomiendan lavarlo 3 o 4 veces por semana para evitar que pierda su aceite natural y, si llevamos el pelo teñido, evitar la decoloración.

Es recomendable lavar el pelo con agua tibia o templada y evitar el agua muy caliente ya que la temperatura afecta al brillo y fuerza del cabello.

Para un buen lavado debemos colocarnos el champú en las manos y esparcir el producto con las yemas de los dedos, evitando las uñas. Estamos acostumbrados a lavarnos el pelo y enjabonarlo todo, pero lo ideal es aplicar el champú solo en la raíz que es la zona donde más grasa se acumula. Cuando vemos que nuestro pelo está dañado solemos aplicarle acondicionador pero lo mejor que podemos hacer es evitar utilizar demasiados productos ya que lo mejor es dejar que el pelo brille por sí solo. Tampoco es conveniente lavarnos el pelo por la noche antes de acostarnos.


¿Tú también eres de las que se seca el pelo justo salir de la ducha? El secador daña nuestro cabello, por eso no es bueno secarnos el pelo cuando está muy mojado sino que debemos dejarlo secar al aire y luego utilizar el secador a 30 cm de distancia y a una temperatura baja.

Si por cualquier motivo no podemos prescindir de la plancha para alisar nuestro cabello tenemos que procurar utilizar aceite de argán o algún serum capilar para proteger la fibra. Además, al plancharnos el pelo después de aplicarnos estos productos conseguimos darle más brillo y suavidad.

¿Sabías que masajear el cabello antes de dormir ayuda a oxigenar las células de la cabeza? Si realizas esta práctica por las noches no solo conseguirás liberar tensiones y hacer que circulen los nutrientes sino que también te ayudará a relajarte y dormir mejor. Un buen truco es cepillar el pelo dándole unas 20 pasadas antes de acostarnos.
Archivado en: Belleza

Comentarios

Código de validación
reload