¿Te has planteado comer más despacio?

25/01/2017
Alimentarse con prisa es malo y poco recomendable para la salud. Causa reflujo gástrico, indigestión, engorda y no nos deja absorber correctamente los nutrientes.

De igual manera que empleas tiempo para tu higiene personal, tus redes sociales, ver la tv... es recomendable que destines tiempo a la hora de comer. Además de mejorar tu salud, aprovecharás todos los nutrientes de los alimentos que ingieras y comerás en menos cantidad, le das tiempo al cerebro para que lleguen a tiempo las señales que le indican que ya nos sentimos saciados, de forma que evitamos comer en exceso.

Comer despacio implica realizar una comida, ya sea desayuno, almuerzo, merienda o cena, en un mínimo de 20 minutos. De ser posible, lo aconsejable sería dedicar un tiempo de al menos 30 minutos a una comida completa.

¿Qué beneficios nos aporta comer despacio?

Aquí las 4 razones más importantes:

1. Se consumen menos calorías:

Sentirse saciado te lleva 20 minutos desde que comienzas a comer. Sólo después de ese tiempo el cerebro registra y te manda el aviso de que ya estás satisfecho. Ahora bien, si comes aceleradamente comerás mucho más antes de que esa señal aparezca y lo que desde luego afectará en tu peso corporal y obviamente en tu salud.

2. Acelera el metabolismo:

Nos permite mantener nuestro metabolismo activo, por lo que la quema de grasas se lleva a cabo con mayor eficacia.

3. Se tienen menos molestias digestivas:

El hipo o los gases pueden presentarse más a menudo dada la rapidez con la que se consuman los alimentos, ya que junto con los alimentos puede llegar al organismo una mayor cantidad de aire. Comer rápido puede dar lugar a un tipo concreto de indigestión llamado reflujo gastroesifágico.

4. Los alimentos se digieren mejor:

Cuando comemos deprisa los alimentos no se mastican adecuadamente por lo que no disponen del ácido que contiene la saliva y el estómago se ve obligado a tener que segregar más jugos gástricos. Por el contrario, cuando nos tomamos el tiempo para masticar bien (hasta 40 veces), el proceso de digestión empieza en ese momento. El cerebro segrega hormonas y activa los receptores del gusto, además del revestimiento del estómago para que empiece a producir ácido clorhídrico el cual nos ayuda a descomponer los alimentos y causar la liberación de enzimas que después ayudan a la digestión.

Recuerda que comer despacio es de gran importancia para cuidar la salud del organismo, por ello, ten en mente cómo lograrlo y disfrutarás de sus beneficios. Y no te olvides de una cosa: disfruta de la comida a cada momento, porque comer, en definitiva, es uno de los mayores placeres de la vida..y recuerda que esto es aplicable cuando realizas dietas para el control de peso por ejemplo.

No te olvides de dejar tus comentarios! Nos ayuda a mejorar y ofrecerte temas  de tu imterés

Un abrazo verde,
C.
Archivado en: Dietas
Etiquetado con: dietas

Comentarios

Código de validación
reload
Me ha gustado mucho. Es muy interesante.