El Sobrepeso y la Obesidad hay que prevenirlos desde pequeños

11/10/2017
El número de personas con sobrepeso y obesidad está aumentando y muy especialmente en los niños.

Dos aspectos caracteristicos del estilo de vida actual influyen decisivamente: la alimentación desequilibrada y la poca actividad física

A continuación ofrecemos una serie de consejos y sugerencias para las familias que quieran introducir cambios en su estilo de vida y prevenir el exceso de peso en los más jóvenes.

Actividad Física: ¡TODOS LOS DÍAS!



Los niños tienen que ser activos todos los días. 

 * Haga que caminen y suban escaleras en los desplazamientos diarios, a usted también le beneficiará.
 * Cuando elija actividades extraescolares, procure que sean fisicamente activas, respetando las preferencias del niño. No acepte 
    excusas  para no asistir a la actividad y considere un cambio de actividad si ésta realmente no le gusta.
 * Cuando planifique el fin de semana, dedique un tiempo a propuestas activas (pasear, jugar con la peota, ir en bici...)
 * Procure limitar el tiempo que el niño pasa delante de la TV, La consola u otro juego sedentario.

Por último recuerde que a estas edades la familia es el principar referente ¡Diviértanse haciendo ejercicio!

¡A la mesa!
    

En la adquisición de hábitos alimentarios, tiene un papel muy importante el aprendizaje por imitación de los padres, hermanos, abuelos y cuidadores.

La dieta mediterránea está considerada una de las más idóneas para la salud. Por ello hay que recordar y reforzar determinadas costumbres:

  ¿Cuántas comidas tienen que hacer los niños?

Son recomendables 3 comidas principales (desayuno, comida y cena) y 2 ó 3 complementarias (almuerzo a media mañana, merienda y refrigerio después de la cena). Es muy importante respetar el horario de las comidas y no saltarse ninguna, así no será necesario "picar" entre horas.

 ¿Qué hay que comer?

Los niños tienen que comer de todo, de manera equilibrada y bien variada tanto en ingredientes como en la forma de prepararlos. Por eso es importante planificar las comidas:

 * Facilíteles que beban agua durante el día
 * Dos de las comidas principales deberían incluir alguna verdura o legumbres
 * Hay que tomar, como mínimo, 2 ó 3 piezas de fruta al día (mejor a media mañana o en la merienda)
 * Son recomendables de 2 a 4 raciones de lácteos al día (leche, yogur, queso) Una ración equivale a 1 taza de leche, 2 yogures o 40 g. de queso.
 * Hay que limitar los refrescos, dulces, golosinas, bolleria, helados, pasteles, fast food.. por su alto contenido calórico. Estos alimentos no pueden adquirir el valor de premio o recompensa.

 ¿Cómo se tiene que comer?

Comer debe ser una actividad placentera y social, y eso se aprende desde pequeño. Procure hacer alguna comida principal en familia (ej. la cena). Evite que los niños coman distraídos (TV, Videos, Juegos...). también es importante procurar que se impliquen en el proceso de preparación y elaboración de las comidas.

 Si el niño tiene sobrepeso

Es importante no someterle a dietas hipocalóricas drásticas. Puede ser contraproducente y peligroso. El exceso de peso no es un problema exclusivo del niño, es un asunto de la familia.

Cambiando los hábitos paso a paso

 * Hay que tener claro que la decisión debe ser firme
 * Hay que marcar un objetivo
 * Hay que planificar la introducción de cambios de forma gradual.
 * Buscar apoyo (pediatra, nutricionista, escuela...)

Por último; Es muy importante disfrutar de la comida y realizar actividades que ayuden a sentirse y estar mejor.

Un abrazo verde .-)

Si te ha gustado puedes compartirlo: Facebook , Twitter, Google+





Archivado en: Control de peso
Etiquetado con: control de peso

Comentarios

Código de validación
reload