Fuera estrés!

15/09/2016

El estrés es el ‘estado de alerta’ que nos genera una situación concreta. Por ejemplo, un viaje, una primera cita o simplemente el partido que está jugando nuestro equipo favorito.

Evidentemente, éstas son situaciones pasajeras, tras las cuales nuestro nivel de alerta descenderá hasta desaparecer. Y así hasta el próximo estímulo.

No obstante, las situaciones muy exigentes y persistentes (como trabajar continuamente bajo presión o tener un exceso de responsabilidades) desencadenan un estado de estrés permanente que, si es moderado puede resultar positivo, pero que si es muy alto puede acarrearnos desequilibrios emocionales e incluso físicos.

Situaciones de índole diversa como familiares, laborales, de salud… pueden generar estrés crónico con síntomas tan diversos como nerviosismo, falta de concentración, malhumor, apatía o desánimo.

Los remedios que funcionan

A nivel físico, los expertos recomiendan prestar atención a la dieta – que debe ser rica en vitaminas y minerales- y al ejercicio, un gran aliado de las personas estresadas pues ayuda a liberar endorfinas y a relajar. A nivel emocional, existen técnicas sencillas de respiración, de meditación y de relajación muscular que resultan muy eficaces. Buscar ayuda en un experto puede ser una buena idea.

También existen sustancias naturales, por ejemplo el triptófano, que nunca debemos dejar pasar de largo.

El triptófano es un aminoácido del grupo de los llamados esenciales. Se llaman ‘esenciales’ porque el organismo no puede producirlos por sí mismos, por lo que es necesario recibirlos a través de nuestra alimentación.  Si te preguntas para qué sirve, te diremos que es la ‘materia prima’ a partir del cual nuestro cuerpo fabrica serotonina, un neurotransmisor con efectos tranquilizantes y antidepresivos, que mejora el estado de ánimo y aumenta la sensación de bienestar. No es vano también se le da el nombre de la ‘hormona de la felicidad’.

Lo cierto es que se ha demostrado que una falta de triptófano suele traducirse en un aumento de ansiedad, de insomnio o de decaimiento… por lo tanto, es mejor que no te falta triptófano en la alimentación de cada día.

¿Dónde encontramos el triptófano?

La carne, el pescado, los huevos o la leche son alimentos de origen animal ricos en triptófano. Entre los orígenes vegetales destacan el plátano, el cacao, los garbanzos y los cereales integrales.

Seguro que has oído hablar de los efectos antidepresivos del chocolate… pues la explicación está en el triptófano. Claro que si decides combatir el estrés a base de chocolate, los efectos sobre tu silueta pueden verse devastadores.

Sabiendo eso, si tu alimentación no te aorta todo el triptófano que tu nivel de estrés reclama, podría ser recomendable tomar algún complemento durante una buena temporada. Teniendo en cuenta 4 aspectos fundamentales:

1.     EAll 5-hidroxitriptófano suele ser más eficaz y más rápido que el simple.

2.     Algunos componentes vegetales como la Rhodiola y la Teanina reducen la ansiedad y facilitan la relajación, favoreciendo la acción del triptófano.

3.     Los productos a base de triptófano deben tomarse fuera de las comidas o al menos media hora antes. Algunos alimentos pueden dificultar la transformación del triptófano en serotonina.

4.     No debes tomar triptófano si ya estás tomando medicamentos de los llamados ansiolíticos, tranquilizantes o antidepresivos.

Y sobretodo… ríete!

¿Sabías que cuando reímos el organismo segrega unas sustancias llamadas endorfinas? Sin duda son el mejor ‘animador’ natural que existe. Se trata en definitiva de conseguir ‘poder con todo’!

Desde dietaShop.es te recomendamos Mega TRIPTO COMPLEX. Una fórmula para que puedas con todo. Única e inigualable. Te ayuda a afrontar situaciones y equilibrar el estado de ánimo. Es un complemento ideal que combina 5 hidroxitriptófano , vitaminas del grupo B, magnesio y L-teanina con Rhodiola, para ayudar a tu organismo a adaptarse al estrés emocional.


Un abrazo verde,

C.

Archivado en: Sistema nervioso
Etiquetado con: Sistema Nervioso

Comentarios

Código de validación
reload