Lo que es bueno para la piel de tu bebé

29/09/2016

Hola dietashoperos!

Hoy tenemos un post muy muy especial. Dedicado a todas aquellas mamás primerizas. Es sumamente importante cuidar y proteger esa delicada piel y no estropearla con sustancias sintéticas o perfumes artificiales.

La piel es el único órgano sensorial que está listo para desempeñar su función inmediatamente después del nacimiento. Los ojos y los oídos, por ejemplo, están bien formados por fuera, pero no están del todo desarrollados por dentro y tu bebé tiene que aprender a usarlos. Sin embargo, a través de su piel, puede sentir inmediatamente la diferencia entre frío o calor, suavidad o dureza y otras muchas sensaciones.

Por esta razón, las señales táctiles que tu bebé recibe a través de su piel durante los primeros meses de vida tienen un gran impacto en su desarrollo mucho mayor que las imágenes o los sonidos. Poco a poco va encontrando nuevos puntos de orientación con cada roce.

La piel dice mucho

En sus primeros días, el bebé se siente abrumado por la exposición a numerosas impresiones y sonidos que aún no es capaz de procesar. Las sensaciones del interior, como el hambre, el dolor o el cansancio, son igualmente abrumadoras.

El bebé responde con el llanto, pero también con su piel, que refleja su estado de ánimo. Si sabes a qué señales hay que prestar atención, la piel de tu bebé puede decir mucho. Cuando tu bebé es feliz, su piel es cálida y con buen color. Si por el contrario presenta ciertas erupciones, puede ser por influencias externas. De esta manera puedes ayudar a tu bebé dándole un masajito tranquilizante con el Aceite de Caléndula de Weleda.

¿Qué puedo hacer?

Si tu bebé presenta algunos de estos síntomas toma nota:

- Granitos rojos (acné infantil): son pequeños granitos rojos que son causados por el traspaso de hormonas de la madre al bebé, justo antes del parto. No te preocupes, no requiere de tratamiento.

- Costra láctea: es una película cerosa en la piel de la cabeza del bebé. Normalmente desaparece sola. Para desprender las costras puedes aplicar el Aceite de Caléndula y retirarlas después con cuidado con un peine.

- Zona pañal enrojecida o irritada: la piel con estas características es causada por la humedad y acidez en la zona del pañal. También puede ser ocasionada por la dentición o por un resfriado. Para aliviar estas molestias la Crema de Pañal de Caléndula es ideal. No sólo calma la piel irritada gracias a los extractos de caléndula  y manzanilla, sino que el óxido zinc también protege a tu bebe de la humedad.

- Descamaciones: durante los días siguientes al nacimiento, se pueden presentar descamaciones en la palma de las manos, los tobillos y las plantas de los pies. La piel se recupera después y no necesita un cuidado extra.

El toque amoroso

Los bebes despiertan ternura y ganas de hacerles caricias. Este contacto cariñoso favorece su crecimiento y su desarrollo. Además el contacto a través de la piel influye en la salud y el bienestar de tu bebé. El masaje además estimula la coordinación y la flexibilidad de sus músculos, activa su metabolismo y ayuda a relajarse. Ahí van algunos consejillos:

-       Elige un sitio tranquilo.

-       Tómate tu tiempo para concentrarte en tu bebé.

-       Cubre las partes de tu bebé que no estés masajeando para que no se enfríe.

-       Háblale suavemente pero no constantemente.

-       Precalienta unas gotitas de Aceite de Caléndula frotándolo en las palmas de tus manos.

-       Puedes empezar con caricias suaves pero firmes, para que tu bebé no sienta cosquillas que le irriten.

-      Se puede realizar el masaje a partir de la primera semana. Al principio debe durar solo algunos minutos. 20 minutos como máximo.

Además del masaje relajante que ayuda a fortalecer los vínculos afectivos con el bebé, en ocasiones, tu bebé puede sufrir los llamados ‘cólicos del lactante’. Para aliviarlos, los pediatras recomiendan realizar masajes abdominales para favorecer la expulsión de gases con el Aceite para la Tripita del Bebé de Weleda. 100% natural y formulada con aceite de almendra y aceites esenciales de manzanilla romana y cardamomo conocidos por sus propiedades digestivas ayuda al masaje y proporciona relax.

Cuidados suaves de pies a cabeza

Como sabemos la piel del bebé es especialmente delicada, de ahí la importancia de utilizar productos específicos para su piel. La línea de Caléndula de Weleda protege y ayuda a cuidar la delicada piel de tu bebé.

1. Caléndula crema facial: cuida e hidrata. Protege el rostro del bebé de las influencias ambientales como el frío o el viento. También para manos.

2. Caléndula crema pañal: ayuda a proteger la piel contra la irritación y la humedad. Calma y regenera la epidermis enrojecida e irritada.

3. Caléndula Aceite de bebé: para el cuidado diario y el masaje del bebé. Envuelve al bebé en una capa protectora que ayuda a mantener su temperatura corporal. Refuerza sus funciones protectoras naturales de la piel.

4. Caléndula Leche corporal: hidrata, suaviza y favorece las funciones naturales de la piel del bebé. Penetra fácilmente en la piel.

5. Caléndula Champú y gel de ducha: 2 en 1 que sirve tanto para la piel como para el cabello. Limpia suavemente. Deja el cabello de tu bebé suave y fácil de peinar. SIN JABÓN. No irrita los ojos sensibles.

6. Caléndula Baño de Crema: concierte el agua en crema limpiadora. No hace espuma, sin tensioactivos y sin necesidad de aclarar. Evita el resecamiento de la piel.



Archivado en: Bebés y Niños

Comentarios

Código de validación
reload