Calma la piel atópica de tu bebé

04/10/2016
 

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano que nos protege de las influencias externas y nos permite familiarizarnos con el medioambiente. Esto explica la importancia de mantener una piel sana desde que nacemos.

Además la piel del bebé es 5 veces más fina que la de un adulto. Su tejido graso subcutáneo está estructurado de manera diferente, y su capa córnea es más delgada y contiene menos grasa de lo que debilita las funciones de barrera natural de la piel.

Esto, unido al aumento de los casos de Dermatitis Atópica, hace que se haya desarrollado la gama Derma de Weleda sin perfume, pensada especialmente para este tipo de pieles. Mientras esta particularidad de la piel a menudo suele ser genética, también se ha relacionado con el incremento de alérgenos y polución, el mayor uso de jabones y detergentes, y factores ambientales. Es por eso que esta nueva gama ha evitado el uso de aceites esenciales y el extracto de Malva Blanca, principio activo principal, ayuda a mantener el equilibrio y el desarrollo natural de la piel.


¿Cómo reconocemos la Dermatitis Atópica?

 La Dermatitis Atópica indica que hay un desequilibrio en la función protectora de la piel. Por esta razón, la piel presenta un exceso de sensibilidad ante estímulos que en realidad son inofensivos:

-       Influencias ambientales

-       Sudoración

-       Estímulos emocionales

-       Alergias alimentarias

Además se producen cambios en la estructura de la epidermis provocando una perdida de agua y dando a la piel un aspecto de sequedad. Este tipo de pieles se caracterizan por la aparición de manchas, piel escamosa, rojeces, descamación y picazón.

La piel de tu bebé pide ayuda

Al igual que la fiebre y el asma, el eczema atópico es una reacción al exceso de sensibilidad. Aparece principalmente en los lados de la cara y se extiende a puntos flexibles como codos y rodillas. Tan pronto como te das cuenta de que el eczema de tu bebé se está convirtiendo en una enfermedad crónica o te preocupa, debes ir a un médico.

La dermatitis atópica igual que afecta a distintas partes del organismo a menudo se produce en 3 fases con periodos de empeoramiento y de mejoría. Cada fase requiere un cuidado individual.

1.     Fase aguda: la piel está muy irritada, por lo general con eczema y picazón crónica.

2.     Fase Irritada: la piel es de seca a muy seca., con manchas rojas y grietas. Aumenta el picor y la piel se vuelve más fina.

3.     Fase de reposo: la piel es normal, posiblemente seca con ligero picor.

Todos los productos de Weleda Bebé Derma pueden ser usados regularmente durante la segunda y tercera fase. Durante la primera (fase aguda), la piel está tan irritada que los productos de cuidado de la piel solo deberían aplicarse en aquellas zonas que n están afectadas. Para las zonas afectadas, se recomienda el uso de productos de cuidado de la piel recomendados por un médico.

Bebé Derma – cuidado calmante, sin perfume, para pieles atópicas

Crema Facial Malva Blanca: nutre  intensamente y evita la descamación de la piel. Calma las rojeces y el picor y ayuda a proteger la piel de los estímulos externos. Ayuda al correcto desarrollo de las funciones protectoras de la piel y es apta para adultos también.

Leche corporal Malva Blanca:hidrata intensamente la piel descamada. Calma y alivia el picor causado por las irritaciones y nos aporta frescor a la piel.

Crema pañal Malva Blanca: calma la piel irritada y enrojecida. Regenera la zona del pañal y protege contra la humedad gracias al Oxido de Zinc. Evita ele escozor.

 


**ADEMÁS puedes completar el cuidado de tu bebé con los productos de Higiene de caléndula. Entra en el post clicando aquí, y entérate de más! :D


Un abrazo verde,

C.

Archivado en: Bebés y Niños

Comentarios

Código de validación
reload